D’Agata, el fotógrafo del estupor.

Fuente: El País-Cultura

El retrato más divulgado de Antoine d’Agata (Marsella, 1961) es una imagen en la que su cuerpo y rostro aparecen recubiertos de polvo blanco mientras el espectador percibe todo el desconcierto e inocencia del alma del fotógrafo marsellés. La capa de blanco bien podría ser una barrera ante el estupor que provoca en él la visión del dolor. Lo cierto es que cualquier conversación con el reportero más marginal de la agencia Magnum —explorador de los límites más fértiles de la narrativa visual— lleva a abordar la violencia como una acción colectiva de la sociedad contra el individuo. Una dinámica que D’Agata expone con imágenes que zarandean la conciencia del espectador después de haberlo hecho con su estómago. Para D’Agata, las personas que fotografía son “los anticuerpos de nuestra sociedad, que con sus estrategias de supervivencia dan la mayor muestra de dignidad”… Leer más

D'agata