Pasos a seguir en la elaboración de un guión: la estructura clásica de la acción.

Ver Los perros de Pavlov, Kike Maillo (2003).

Ver cortometrajes otros cursos.

La construcción de un guión es todo el proceso que conduce a una descripción detallada de todas y cada una de las escenas del audiovisual.

De modo sintético, un guión es:

  • una historia contada en imágenes e implica, por tanto, la narración ordenada de la historia que será desarrollada.
  • Se plantea de forma escrita y contiene las imágenes en potencia y la expresión de la totalidad de la idea, así como las situaciones pormenorizadas, los personajes y los detalles ambientales.

En un guión audiovisual tienen que estar presentes los siguientes elementos:

  • Discurso: la información a transmitir, algo que contar. El discurso incluye la forma en que aparecen y se suceden todas las imágenes, textos, sonidos y demás elementos en los que se apoya el mensaje.
  • Dramatización: introducir conflictos y sentimientos. Sin dramatización se pierde el interés del espectador.
  • Coherencia argumental: se construye a partir de un esquema de sucesos lógico, que detalla cómo se desarrolla la acción de cada personaje y sus reacciones.
  • Mensaje: debe transmitir unos valores éticos o una interpretación de la vida. Esto puede hacerse explícitamente (de modo muy evidente con mensajes concluyentes claros), o de modo más sutil (provocando la reflexión crítica del usuario.

Desde que los griegos inventaron el teatro, la estructura clásica se divide en tres actos que, a su vez, tienen un principio, un medio y un fin:

PRIMER ACTO:

Se produce la presentación del personaje principal y del problema: el planteamiento de la historia.

  • Presentación del o de los personajes principales.
  • Exposición del problema.
  • Situación desestabilizadora.
  • Expectativa o promesa.
  • Previsión de problemas.
  • El CONFLICTO EMERGE.
  • Aparece el primer nudo de la trama.

SEGUNDO ACTO:

El conflicto que se produce al final del primer acto da lugar al nudo de la trama, que no es sino un incidente que hace que la historia tome otros derroteros e incremente su interés.Es el más trascendente de la historia.

Termina con la crisis, que da las claves para el desenlace o resolución de la historia:

  • Complicación del problema.
  • La situación se deteriora.
  • Intento de normalización, llevando la situación a extremos.
  • CRISIS.

TERCER ACTO:

Resuelve la historia con fuerza y comprensiblemente.

  • Clímax (o reversión de las expectativas).
  • RESOLUCIÓN.

La resolución frecuentemente consta de un EPILOGO, en el que se sintetiza y explica la historia.

Así, podemos resumir la estructura en los tres puntos que la jalonan: CONFLICTO, CRISIS y RESOLUCIÓN.

La estructura dramática clásica se apoya en dos conceptos sin los cuales no hay narración posible: EL CONFLICTO y EL DRAMA.

  • El CONFLICTO es la célula básica del drama, designa la lucha entre personajes y la tesis, a través de la cual, la acción transita hasta el desenlace.
  • La palabra DRAMA procede del griego “dran”, que significa “acción”. Resulta obvio que sin conflicto, esto es, sin acción, no hay drama.

Así mismo, como forma escrita de cualquier narración audiovisual, se atiene siempre a tres premisas esenciales: LA FORMA, EL CONTENIDO y El SIGNIFICADO.

  • LA FORMA es la estructura del guión, el “cómo” contaremos nuestra historia.
  • EL CONTENIDO es lo que vamos a contar: el drama, la acción.
  • EL SIGNIFICADO es lo que queremos transmitir al espectador, las implicaciones, lo que se quiere decir, “la idea que ha de quedar”; es, en suma, “el mensaje”.