Rodrigo Cortés presenta Luces Rojas: “Creemos lo que nos es más conveniente”.

Fuente: Europapress.es.

¿Creer o no creer? Es la pregunta que plantea Rodrigo Cortés en su nueva película Luces Rojas, que llega a los cines este fin de semana y muestra el enfrentamiento entre la ciencia y los fenómenos paranormales.

“Creemos lo que queremos creer, lo que nos es más conveniente creer, en general porque nos permite no cambiar. Partiendo de las conclusiones, establecemos después una teoría que las refrende”, afirma el director gallego de 38 años, que “se declaró un escéptico que duda de todo.”

La tercera película de Cortés, producida también por él y en la que además ha escrito el guión y ha hecho el montaje, supone toda una progresión después de Buried (Enterrado), el inesperado éxito que hace dos años le permitió dar el salto a la fama con la simple historia de un hombre encerrado en un ataúd.

En este nuevo proyecto ha logrado fichar a dos megaestrellas de Hollywood, Robert de Niro y Sigourney Weaver, a los que se suma el irlandés Cillian Murphy, para un proyecto que sigue siendo español pero que nuevamente ha rodado en inglés.

De Niro interpreta a un famoso psíquico que reaparece después de 30 años retirado, mientras que Weaver Murphy son dos investigadores de fraudes paranormales que tratan de demostrar el engaño de muchos de estos fenómenos.

“A lo largo de un año de investigación analizando los dos lados, descubrí que se portaban de una forma muy similar, muy supersticiosa, son guerras de creencias, no de la razón contra la creencia”, aseguró Cortés.

“Asumen estrictamente aquello que confirma sus posiciones previas y descartan cualquier cosa que las discuta, sin profundizarlas ni analizarlas”, agregó.

Cortés dijo no creer en lo sobrenatural, pero admitió que hay una serie de fenómenos que no tienen una explicación inmediata, aunque matizó que es “de momento”. “El 99 por ciento de los casos que me he encontrado, o bien tenían un origen natural, o bien respondían a una percepción subjetiva de la realidad o bien eran fraudes. Pero hay un uno por ciento que se resiste a ser explicado”, apuntó.

“No creo que pueda haber nada más allá de los márgenes de las leyes naturales (…) la adquisición de nuevas herramientas va haciendo que lo inexplicable sea explicable”.

Leer más…

Pincha sobre la imagen para ver el trailer.