George Méliès, el creador del espectáculo cinematográfico.

Fuente: http://www.el-parnasillo.com/elgeniodemelies.htm

28 de diciembre de 1895. En el Salón Indio del Grand Café del Boulevard des Capuchines de París, los hermanos Lumière hacen la primera proyección pública de su revolucionario invento: el cinematógrafo. Había nacido el ingenio.

Ante los atónitos ojos de los asistentes desfilan las primeras imágenes en movimiento proyectadas sobre una pantalla: ‘Salida de los obreros de la fábrica Lumière en Lyon’ y ‘Llegada del tren’. La estupefacción y el desconcierto general es tal que los congregados temen que el tren traspase los límites de la pantalla y les arrolle. No existía el lenguaje cinematográfico y se desconocía lo que era el fuera de campo.

Entre los treinta y tres invitados se hallaba Georges Méliès, reconocido ilusionista y prestidigitador, y propietario del Teatro Robert Houdin. Al instante contempla las inmensas posibilidades que se abren al mundo del espectáculo, del que él es un avezado artesano. Sin perder tiempo, al acabar la función se dirige al padre de Louis y Auguste y le pregunta por el precio del aparato. Antoine Lumière, que así se llamaba, frena en seco sus expectativas y le responde que no está en venta. Su contestación fue tan áspera como equivocada:

“El cinematógrafo podría ser explotado durante algún tiempo como curiosidad científica, pero no tenía ningún porvenir comercial”.

Leer artículo completo.

VER TRIBUTO A G. MÉLIÈS VIDEOCLIP “THE SMASHING PUMPKINS ‘TONIGHT, TONIGHT’ (1996)”.

Ver más en Youtube