Joan Fontcuberta, Googlegramas.

“Ofrezco mentiras desactivadas para que el público se prevenga de las verdaderas, de las grandes mentiras. Es como inocular vacunas, para crear anticuerpos. ¿Es una broma mi trabajo? En todo caso, una broma para impedir que nos cuelen bromas como la existencia de armas de destrucción masiva en Irak. Creo que, sin querer ser en absoluto paternalista, hay una componente pedagogica en mi trabajo” (J. Fontcuberta).

Pincha sobre la imagen para ir a la página del autor.

Fuente: Cervantes.es

En «Googlegramas», Fontcuberta dirige su atención al papel de filtro y determinación de la mirada que Internet ejerce actualmente en nuestras vidas. Las páginas de inicio a las que llegamos a través de Google se convierten en las teselas de un mosaico digital que nos habla, a la vez, de la construcción impersonal de la imagen, de su carácter fluido e inestable, así como de su función de reflejo de nuestras ansiedades recurrentes en esta era de sobreabundancia de información y de técnicas cada vez más sofisticadas de control social.