“A la carta”: RTVE pone sus programas al alcance de todo el mundo.

Fuente: Anónimo con nombre.

  • Ya no es TVE A la carta. Hasta ahora, sólo se podían ver programas de televisión. Ahora también es radio.
  • Radio en directo. Además de los contenidos ya emitidos también incluimos la radio en directo.
  • Tiempo ilimitado para acceder a los contenidos. En la versión anterior de A la carta, los vídeos sólo podían estar colgados siete días. Ahora, salvo casos excepcionales, estarán siempre accesibles. Por supuesto, esto también es aplicable a los contenidos de Radio.
  • Organización de los contenidos. Todos los contenidos están clasificados por cadena, género, en emisión… Todo para hacer más fácil la localización de lo que estás buscando.
  • Buscador predictivo. Te permitirá buscar programas de una forma rápida y sencilla. Y, de verdad, va como un tiro.
  • Registro. Para ver A la carta no es necesario el registro, pero perderás funciones. Además, tienes dos formas de registrarte: la tradicional (rellenando un formulario con tus datos) o vinculando tu cuenta de Facebook. Si te registras, tendrás una página de perfil en la que se acumularán todos los programas que marques como favoritos, los vídeos y los audios que añadas a tu lista para ver más tarde y todos los contenidos que hayas consumido dentro de la web.
  • Compartir. Se pueden compartir los contenidos en las principales redes sociales, puedes recomendarlos dentro de A la carta, suscribirte a un programa…
  • Versión para dispositivos móviles (actualizado). También dispone de una versión para dispositivos móviles (funciona correctamente en iPad, iPhone, iPod y terminales con Android, por ejemplo) en la URL http://www.rtve.es/m/alacarta/.